El pozo y el péndulo: Edgar Allan Poe narrado por Vincent Price

El pozo y el péndulo (The Pit and the Pendulum) es uno de los cuentos más famosos y celebrados del  escritor estadounidense Edgar Allan Poe. Está considerado como uno de los relatos más espeluznantes dentro de la literatura de terror, pues transmite el abandono, la desorientación, el desconcierto y la desesperanza de una persona que sabe que va a morir.

En él Poe demuestra su dominio sobre el lenguaje y las técnicas narrativas más efectivas para hacernos sentir partícipes de los agobiantes pensamientos que tiene el torturado.

En el relato el protagonista comienza el relato agotado en una oscura celda de castigo de la Inquisición, donde la tortura consiste en la soledad, el abandono, la oscuridad, el frío y el hambre. Se ve atado y experimenta la angustia de conocer su próxima muerte pues un péndulo descendía hacia él, seguro de que será muerto por la navaja del extremo de tal péndulo, se entretiene con la trayectoria del objeto, pero luego se le ocurre una idea, el hombre tenía a su disposición un poco de comida que compartía con las ratas, con dificultad logra hacer que los roedores dañen la cuerda que le tiene atado y le liberen, de inmediato el péndulo se detiene y razona el hombre en cuestión que está siendo vigilado y que ya se prepara para él una muerte quizá peor. La habitación cambia de forma y reduce su tamaño, se ve en la disyuntiva de morir de esa manera o lanzarse al pozo que en medio se halla, aquél que originalmente iba a ser su "sepultura". Cuando está a punto de caer en el pozo y sin más espacio para huir, totalmente desesperanzado, una mano le salva, era la de un francés que había entrado en Toledo y descubierto las torturas a que eran sometidos los infortunados. El nombre del relato proviene de un pozo situado dentro de la celda en el que el protagonista siente a veces deseos de lanzarse para acabar con su sufrimiento y un péndulo con una guadaña con el que le torturan. Curiosamente el relato posee un anacronismo garrafal al aludir al golpe de corriente producido por el hilo de una batería galvánica. La Inquisición terminó hacia el 1600 en Toledo, y muchos años antes ya había dejado de utilizar la pena de muerte; los franceses entran en Toledo en 1808; Galvani inventó la teoría de la electricidad que dio lugar al invento de la batería allá por el año 1785. Punto a ser revisado.

El pozo y el péndulo: Edgar Allan Poe
Narrado por Vincent Price



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada